lunes, 21 de marzo de 2016

¿ERES VICTIMA DE UN JEFE ACOSADOR ? CLAVES PARA DETECTARLO

¿Te encuentras mal en tu trabajo y deja de tener sentido para ti? ¿Llevas más de seis meses con problemas para estar bien en tu puesto de trabajo? ¿Has considerado que tienes malestar cuando estás trabajando y no sabes por qué? ¿Te cuesta levantarte para ir a trabajar y desanimado por estar haciendo algo que no deseas?
 
     Todas estas preguntas y muchas más suelen ser respondidas de forma positiva cuando un trabajad@r está sufriendo en su entorno laboral y siente malestar emocional debido a su día a día en el desempeño de sus funciones.
 
     Cuando acudir al puesto de trabajo se vuelve una auténtica pesadilla (y no es causado por la persona está siendo víctima de acoso laboral.
 
     El mobbing es un grave problema que sufren una gran mayoría de trabajadores hoy en día por las exigencias de eficiencia en el trabajo, la vorágine del crecimiento económico o la competitividad entre empleados y empresas.
 
     Una de las características principales es que la persona se encuentra aislada, incomprendida, humillada e incluso despreciada por su inmediato superior. Estas conductas y comportamientos agresivos o de desprecio hacia el trabajador hacen mella en la salud psicológica, provocando síntomas de ansiedad, depresión u otras patologías psicosomáticas, debido al estrés continuo al que se encuentra sometido.
 
     En muchas ocasiones las actuaciones del acosador son disculpadas por el propio trabajador, intentado buscar una razón lógica del comportamiento hostil hacia su persona.
 
     El gran desconocimiento de la sociedad acerca de este problema hace que las personas que se encuentran aisladas y humilladas se vean incomprendidas por sus familiares, amigos y/o compañeros.
 
     Pero, ¿cómo se realmente que estoy siendo víctima de mobbing?
 
     En primer lugar hay que diferenciar bien 3 términos: estrés, síndrome de estar quemado y mobbing. Si bien, en ocasiones están cogidos de la mano, no siempre tiene porqué darse juntos.
 
     En mobbing es la conducta abusiva, premeditada y que sucede de forma continua y repetitiva, afectando a la integridad física y/o psicológica de la persona que lo padece. Estas conductas atentan contra la dignidad de la persona y tienen como fin que abandone su puesto de trabajo, demostrar el poder de ser jefe, relegar la importancia que adquieren los logros del trabajador o directamente acosarlo para que empeore su clima laboral.
 
     Se puede decir que la victima es torturada a diario en sus funciones como trabajador@, sea de una forma u otra y tiene como objetivo principal que dich@ trabajador@ se vaya y abandone su puesto de trabajo.
 
     ¿Es posible que esté distorsionando la realidad y no sea víctima de mobbing y simplemente esté estresado o quemado?
 
     Sí, es posible. Para ello es importante hacer las distinciones.
 
    La diferencia radica en que mientras que el estrés laboral y síndrome de estar quemado son debidos a las circunstancias propias de la persona - que esté desgastada por situaciones puntuales del trabajo (exceso de horas por producción o aumento de ventas estacionales, mal ambiente por algún conflicto puntual…) o por características especificas del puesto (trabajos que requieren mucha atención focalizada, competitividad en puestos de consecución de objetivos…)-, en el mobbing podemos señalar claramente a un culpable externo y ajeno a nuestra mente y que hace de forma consciente una presión psicológica sobre nosotros.
 
     Además, el mobbing es una conducta mantenida en el tiempo cuya finalidad es el desgaste del trabajador, menoscabando en él todas sus áreas funcionales y competenciales.
 
     A diferencia del mobbing, el estrés y síndrome de estar quemado tienen una durabilidad menor que, en cuanto mejoran la percepción y manejo del "desbordamiento propio" ante los agentes externos estresantes o  el motivo  puntual (exceso de horas, cambios de turno, etc), desaparece el malestar.
 
     ¿Qué he hecho yo pasa ser victima de un jefe acosador?.  He aquí algunas de las motivaciones por las que una persona es acosadora de otra en el trabajo:
 
- venganza por no hacer caso a las insinuaciones sexuales del superior.
- miedo a perder el propio trabajo por la brillantez del subordinado o compañero, neutralizando los talentos del mismo
- envidia, desmotivando y humillando a la victima para que no pueda ascender o hacerle sombra
- intentar que la victima se vaya del puesto de trabajo para que otro ocupe su lugar (sea para meter a un conocido, por ejemplo)



sentimiento de estar atado y no poder salir de la presión laboral
      ¿Cómo puedo detectar que me están haciendo mobbing?
Las conductas delmobbing podemos englobarlas en dos grupos: las que dañan tu imagen personal de forma irreal y las que intentar dañar la imagen profesional, entre otras. Podemos citar entre otras:
  • alzamiento de la voz tanto si se está sol@ como en presencia de compañer@s.
  • ignorar tus ideas, hacerte el vacío, desinformarte de reuniones
  • criticarte y ridiculizarte de forma continua tus ideas y las tareas propias de tu trabajo
  •  invadir tu intimidad o atacar tus  características personales o creencias
  •  asignarte objetivos y plazos imposibles de cumplir, sobrecargándote de trabajo de manera desproporcionada a la realidad del desempeño de tus funciones en tu horario laboral
  •  eliminarte de responsabilidades y asignarte tareas desmotivadoras o de poco interés
  •  manipular la información para que cometas errores
  •  infravalorar tu esfuerzo físico y/o mental
  •  negarse a ascenderte y bloquear tu carrera profesional por completo, incluso bajando tus valoraciones exitosas en momentos anteriores
  • no mantener una comunicación fluida interpersonal, limitándose a realizarla vía  mail o escrita, evitando por completo la comunicación en un espacio físico.
 
    Todos estos comportamientos van acompañados del abuso de poder y coercitivo del puesto, así como del silencio compartido entre los demás compañeros ante las conductas abusivas. De esta forma, el miedo hacia el jefe acosador y hacia la posible pérdida del puesto de trabajo, hacen que la víctima se encuentre en una situación de shock o bloqueo mental del cual no sepa qué hacer ni como actuar ante ello.
 
     Lo más importante es poder discernir que la culpa no es tusa, sino que "te le ha tocado" un jefe acosador. Hay que ser consciente de la realidad laboral en la que se está inmerso y saber que existen formas de poder frenar las primeras conductas abusivas respondiendo de manera firma y activa hacia el acosador.
 
     No se puede hacer un decálogo exacto de cómo superar el mobbing de una forma generalizada, ya que dependerá en gran medida de las características personales y profesionales de cada individuo. Pero, de una forma global, se puede decir que hay que responder de manera asertiva ante las agresiones, hacerlas públicas ante otros compañeros y luchar contra el aislamiento que  pueda hacer el acosador.
 
     Lo que si debe tener claro la víctima es que, cuando le afecte de manera psicológica, ha de pedir ayuda profesional e incluso si fuere necesario, pedir la baja laboral. No hay que permitir, bajo ningún concepto, que se vea afectada la integridad como persona.
 
     Un buen asesoramiento psicológico por un especialista y un adecuado asesoramiento legal pueden servir de gran ayuda para superar esta situación insostenible.
 
     La prevención y la información son las claves principales para tomar medidas rápidas que no dejen empeorar el problema.
 
     Para terminar, me gustaría hacer aquí algunas reflexiones:
 
     ¿Qué es lo que realmente te importa en tu vida? ¿Cuánto sacrificio merece poder tener lo que realmente es importante para ti? ¿Ocupa tu trabajo el primer lugar? ¿Cuánto tiempo dedicas a tu trabajo y a lo que realmente da sentido a tu vida?

 

     Recuerda, tu jefe no es tu dueño. Ni tu eres su esclavo.